Portal de Mercadotecnia

Promonegocios.net » Pensamientos y Reflexiones » El Cofre de Vidrio - Derechos Reservados.

Búsqueda personalizada

El Cofre de Vidrio

La ambición de tres hijos, los llevó a preocuparse por su anciano padre... Para que al final, aprendan una valiosa lección...

Érase una vez un anciano que había perdido a su esposa y vivía solo. Había trabajado duramente como sastre toda su vida, pero los infortunios lo habían dejado en bancarrota, y ahora era tan viejo que ya no podía trabajar.

Las manos le temblaban tanto, que no podía enhebrar una aguja, y la visión se le había enturbiado demasiado para hacer una costura recta.

Tenía tres hijos varones, pero los tres habían crecido y se habían casado, y estaban tan ocupados con su propia vida que sólo tenían tiempo para cenar con su padre una vez por semana.

El anciano estaba cada vez más débil, y los hijos lo visitaban cada vez menos:

- No quieren estar conmigo ahora; se decía...
- Tienen miedo de que yo me convierta en una carga.

Se pasó una noche en vela pensando qué sería de él y al fin trazó un plan.

A la mañana siguiente, fue a ver a su amigo el carpintero y le pidió que le fabricara un cofre grande. Luego fue a ver a su amigo el cerrajero y le pidió que le diera un cerrojo viejo. Por último, fue a ver a su amigo el vidriero y le pidió todos los fragmentos de vidrio roto que tuviera.

El anciano llevó el cofre a su casa, lo llenó hasta el tope de vidrios rotos, le echó llave y lo puso bajo la mesa de la cocina.

Cuando sus hijos fueron a cenar, lo tocaron con los pies, y mirando bajo la mesa preguntaron:

- ¿Qué hay en ese cofre?

El anciano respondió:

- ¡OH nada! Sólo algunas cosas que he ahorrado.

Sus hijos lo empujaron y vieron que era muy pesado. Lo patearon y oyeron un tintineo. Debe estar lleno con el oro que ahorró a lo largo de los años susurraron. Deliberaron y decidieron turnarse para vivir con el viejo, y así custodiar el "tesoro".

La primera semana el hijo menor se mudó a la casa del padre, lo cuidó y le cocinó.
A la semana siguiente, lo reemplazó el segundo hijo, y la semana siguiente acudió el hijo mayor. Así siguieron por un tiempo.

Al fin el anciano padre enfermó y falleció. Los hijos le hicieron un bonito funeral, pues creían que una fortuna los aguardaba bajo la mesa de la cocina, y podían costearse un gasto grande con el viejo.

Cuando terminó la ceremonia, buscaron en toda la casa hasta encontrar la llave, y abrieron el cofre. Por cierto, lo encontraron lleno de vidrios rotos.

- ¡Qué triquiñuela tan infame! exclamó el hijo mayor ¡Qué crueldad para con sus hijos!
- ¿Pero, qué podía hacer? - preguntó tristemente el segundo hijo
- Seamos francos. De no haber sido por el cofre, lo habríamos descuidado hasta el final de sus días. Estoy avergonzado de mí mismo -sollozó el hijo menor -. Obligamos a nuestro padre a rebajarse al engaño, porque no observamos el mandamiento que él nos enseñó cuando éramos pequeños.

El hijo mayor muy enojado, volcó el cofre para asegurarse de que no hubiera ningún objeto valioso oculto entre los vidrios, y los desparramó en el suelo hasta vaciar el cofre.

Los tres hermanos miraron silenciosamente dentro y leyeron una inscripción que el padre les había dejado en el fondo: "Honrarás a tu padre y a tu madre"

Derechos Reservados:

Respetar los Derechos de Autor.
E-mail de contacto: alesig_lebasi@hotmail.com

Búsqueda personalizada

Comentarios acerca de este "pensamiento o reflexión":

Comentarios: 3 Escribir Comentario »

Para recapacitar

Tremenda reflexion que debe ser tomada en cuenta ya que muchos hijos solo los mueve el interes del dinero y no el amor por los seres que velaron por ellos cuando eran pequeños y cuando mas lo necesitaron.

Por: Aura Rosales - De: Venezuela
Enviado el: 28/diciembre/2012, 15:03:00pm - IP: 200.84.192.xxx

Muy buena reflexion

Es muy cierto la mayoria descuidan a sus padres y solo cuando existe una herencia de pormedio es cuando se pelean por cuidar de ellos, sin recordar que los padres nos dieron todo cuanto pudieron y cuidaron de nosotros durante nuestra niñes.

Por: Erik - De: México
Enviado el: 04/noviembre/2012, 11:56:54am - IP: 189.243.53.xxx

Honrarás a tu padre y a tu madre

Que hermosa historia, en realidad existen hijos mal agradecidos que abandonan a su suerte a sus viejitos, olvidándose, de todo el cariño, cuidados y sacrificios que ellos nos brindaron,y recuerden que hay que sembrar para cosechar. el hijo que cuíde a sus padres hasta el final, Dios le concedera muchas bendiciones.

Por: ELDA
Enviado el: 09/octubre/2011, 16:32:33pm - IP: 200.110.7x.xxx

*: Estos campos son OBLIGATORIOS
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* País:
Sitio Web:
* Comentario:
* Está de acuerdo con las reglas de participación?
* Solicitud por Seguridad:
Por favor, escriba lo que
ve en la imagen

Reglas de Participación: Este es un espacio para publicar comentarios de forma libre y voluntaria acerca del tema de ésta página. Por favor, tenga en cuenta lo siguiente:
  1. Solo publique comentarios específicos que estén relacionados con el título de ésta página.
  2. Por su seguridad, no publique datos personales como números telefónicos, de celulares, direcciones, entre otros.
  3. Evite utilizar este sector de comentarios solo para promocionar algo. No será aceptado.
  4. Utilice un lenguaje adecuado, constructivo y que sea una buena muestra de su educación.
  5. Promonegocios.net se reserva el derecho de aceptar o no los comentarios que se intenten publicar en sus páginas.
  6. Promonegocios.net no es responsable de las ideas, opiniones o comentarios que publiquen sus usuarios.

Menú Principal:

Comparte:

Historias con Pensamientos y Reflexiones Relacionados:

Comunidad Virtual:

Blogs:

Anuncios de interés:

Oportunidad

Opciones de Oportunidades y Negocios:

Inicio | eBoletín | Artículos de Mercadotecnia | Directorio de Mercadotecnia | Foro de Mercadotecnia
Oportunidades de Negocio | Pensamientos y Reflexiones | Contáctenos | Mapa del Sitio | Términos de Uso y Política de Privacidad
© 2012 Promonegocios.net: Portal de Mercadotecnia con Artículos, Directorios y Foros
Derechos Reservados - Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este sitio sin autorización de los editores.
E-mail de contacto: Contacto